El Fondo Monetario Internacional

El Fondo Monetario Internacional: origen y fundamentos

La Gran Depresión se extendió por toda la economía mundial en los años 30 y tuvo efectos devastadores sobre los intercambios comerciales y las finanzas. El abandono del patrón oro, en los años 30, provocó una fuerte incertidumbre sobre el valor del dinero. Los países adoptaron un patrón fiduciario utilizando mecanismos de trueque o imponiendo límites estrictos al cambio de su moneda por otras monedas. Algunos países, redujeron artificialmente los precios para hacerlos más competitivos en los mercados externos.

La política de empobrecer al vecino
Esta práctica conocida como política de empobrecer al vecino o política de devaluaciones competitivas, era un intento de cerrar el mercado interno a la competencia exterior, tratando a su vez de incrementar las exportaciones propias. El resultado fue un descenso de los intercambios mundiales. Entre 1929 y 1932 los precios de las mercancías en el mundo se redujeron un 48% y del comercio internacional un 36%. Para tratar los problemas monetarios mundiales se convocaron varias conferencias internacionales a principios de los 30. Era precisa la cooperación de todos los países para encontrar soluciones globales y establecer una nueva organización económica y monetaria internacional.

Keynes (Reino Unido) y White (EE.UU.), propusieron en los 40 un sistema para tratar los problemas monetarios mundiales. Ambos sistemas tenían en común un plan para establecer un cierto control de los tipos de cambio, supervisado por una organización económica internacional y no por reuniones internacionales ocasionales. Con ello se posibilitaría:
  1. La conversión de una moneda por otra a un precio determinado o tipo de cambio.
  2. El establecimiento de un valor inequívoco para cada moneda.
  3. La eliminación de las restricciones y las prácticas.
Ambos países llegaron a un acuerdo, que tuvo lugar en Bretton Woods en 1944. Los delegados de 44 naciones reunidos, acordaron establecer el FMI en julio de 1944. El Fondo inició sus actividades en Washington en mayo de 1946. Contaba con 36 países miembros.
En la actualidad los países miembros del FMI representan todos los sistemas políticos y económicos, son independientes en política exterior y tienen que estar dispuestos a acatar la Carta de Derechos y Deberes del Fondo. Los países miembros pueden retirarse cunando quieran.

Los Derechos Especiales de Giro (DEG)

A finales de los 60, dentro de la comunidad monetaria internacional existía la convicción de que el sistema monetario vigente no podía seguir soportando las tensiones derivadas del mecanismo de creación de reservas, que suponía un persistente desequilibrio de la Balanza de Pagos de EE.UU. En 1967 se llegó a un acuerdo sobre un plan para la creación de los DEG, dentro del marco de funcionamiento del Fondo Monetario Internacional, emitidos por el Fondo, como un activo de reserva internacional.

En 1968, los gobernadores del Fondo Monetario Internacional aprobaron la Primera Enmienda al Convenio Constitutivo del Fondo al establecerse los DEG. Se acordó el volumen de asignación para un periodo inicial de 3 años por una cuantía de 9.000 millones de dólares. Se estableció una equivalencia inicial entre el oro y el DEG. Las circunstancias monetarias variaron mucho en 1970, fecha de emisión de los DEG, los resultados fueron muy distintos de los proyectados. En ese año, se produjo un aumento no esperado de la liquidez mundial debido a la elevación en las tasas de creación de dinero en EE.UU. y otros destacados países, lo que favoreció la aceleración de la inflación, impulsó de forma destacada los grandes movimientos de capital y los desequilibrios en los pagos exteriores.

Con el propósito de aumentar el atractivo del Derecho Especial de Giro, en 1981, el Fondo comenzó a utilizar una cesta simplificada de 5 monedas para determinar su valoración diaria. En la decisión se establecieron ponderaciones porcentuales para las 5 monedas de la cesta. El DEG puede complementar las reservas oficiales de los países miembros y los países pueden realizar intercambios voluntarios de DEG por monedas.

El oro del FMI

El Fondo estaba encargado de la supervisión y vigilancia del Sistema Monetario Internacional, en 1973 se inició la flotación generalizada de las monedas y el sistema de Bretton Wodds dejó de funcionar en la práctica. Tras los Acuerdos de Jamaica de 1976, se llevó a cabo la Segunda Enmienda del Convenio Constitutivo, legalizándose la libre flotación de las monedas y desligándose el FMI definitivamente del sistema de patrón cambios-oro de Bretton Woods. Entró en vigor en 1978. Alteró la función del oro en el sistema monetario internacional, eliminando: 1. Su uso como denominador común del sistema de tipo de cambios fijos pero ajustables, 2. Su uso obligatorio del oro en las transacciones entre el FMI y los países miembros y 3. El precio oficial del oro.

Antes de la Segunda Enmienda, el FMI había adquirido el oro a través de:
  1. El 25% de la suscripción inicial de los países miembros debía realizarse en oro; este ha sido el origen principal de las tenencias de oro.
  2. Los cargos o intereses por el uso por los países miembros, de crédito del FMI que se pagaba normalmente en oro.
  3. El reembolso de los créditos por los países miembros podía ser realizado en oro, 4. Para adquirir la moneda de otro país miembro, se podía hacer vendiendo oro al FMI.
Las principales transacciones en oro del FMI se pueden realizar sólo a través de ventas directas. Las principales transacciones en oro han sido:
  1. Venta para reposición. El Fondo vendió oro para reponer tenencias de monedas.
  2. Oro de Sudáfrica. El Fondo vendió oro a los países miembros en cantidades aproximadas a las que compró a Sudáfrica en ese periodo (1970-71).
  3. Inversión en valores del Gobierno de Estados Unidos. El Fondo vendió oro en ese periodo a EE.UU. y el producto de la venta los invirtió en valores públicos de ese país. Volvió a adquirir al gobierno americano ese oro.
  4. Subasta y venta de “restitución”. Los países miembros, 1/3 parte de sus tenencias de oro fueron vendidas por el FMI, objeto: reducir la función del oro en el sistema monetario internacional.
  5. Transacciones en oro fuera del mercado. Para participar en la Iniciativa para la Reducción de la Pobreza de los países Pobres y muy Endeudados (HIPC), en 1999, el Directorio Ejecutivo autorizó transacciones en oro fuera del mercado.
  6. En 2008 se decidió el nuevo modelo de ingresos del FMI. Creación de una dotación financiada como los beneficios de la venta de una parte muy limitada de las tenencias de oro del Fondo adquiridas tras la Segunda Enmienda. Objeto: no alterar el mercado del oro, se adoptaron modalidades para la venta siguiendo el Acuerdo sobre el Oro para los Bancos Centrales.

La Junta de Gobernadores

Órgano supremo que se reúne una vez al año. Las reuniones se celebran conjuntamente con el Grupo del Banco Mundial. Las reuniones anuales tienen lugar 2 años consecutivos en cada una de las sedes del FMI y del BM y cada 3 años en un país miembro.
Suele estar integrada por los gobernadores de los bancos centrales y los ministros de Hacienda. Cada país está representado por un gobernador y u gobernador suplente. En las Juntas anuales se decide sobre los aspectos fundamentales de política que deberán desarrollar en el futuro la institución y que los Directorios Ejecutivos se encargarán de llevarlo a cabo. Previo a las reuniones anuales, se reúne el Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI), el órgano asesor del FMI y el Comité para el Desarrollo. Este último es un foro del BM y del FMI que favorece las consultas para facilitar el consenso sobre temas relacionados con el desarrollo económico. Los comunicados de estos comités sirven de pauta a los Directorios Ejecutivos del FMI y del BM y de la sociedad civil, sobre los temas que interesen en ese momento. Otros foros internacionales, como el G-24, el G-7 también se reúnen aprovechando la celebración de las reuniones anuales del FMI y del BM.

Las cuotas

Cada país al ingresar en el Fondo aporta una cantidad llamada cuota. Se utilizan para:
  1. Constituir un fondo que el FMI puede utilizar para conceder préstamos a los países miembros con dificultades en los pagos.
  2. Determinar la cantidad de recursos que cada país miembro puede solicitar al Fondo en concepto de préstamo.
  3. Determinar el volumen de asignación periódica que puede recibir cada país miembro en Derechos Especiales de Giro (DEG), y d) determinar el nº de votos de los países miembros.
El Fondo puede solicitar a los miembros un suplemento en los recursos de sus cuotas. En 1997, se creó el Nuevo Acuerdo de Préstamo (NAP) por el que 27 miembros acordaron prestar hasta 46.000 millones de dólares al Fondo cuando sean insuficientes los recursos disponibles de las cuotas para la asistencia financiera o en el caso de se necesiten elevadas cantidades para afrontar un problema que afecte a la estabilidad financiera internacional. El Acuerdo General de Préstamo (AGP), 1962, por un período de 4 años, se ha ido prorrogando en varias ocasiones. Los AGP fueron creados a iniciativa de 8 países miembros más los Bancos Centrales de Alemania y Suecia. En 1964 se incorporó Suiza. El recurso al AGP está limitado a los giros que efectúan los participantes en el acuerdo y se utiliza sólo para evitar o hacer frente al deterioro del sistema monetario internacional. Apenas se han utilizado estos recursos.

Las crisis financieras han puesto en evidencia la escasez de recursos del FMI. Esta escasez de recursos se ha puesto de manifiesto, en la crisis financiera provocada por las hipotecas subprime.

Las cuotas del FMI

  • Las cuotas. Cada país miembro tiene asignada una cuota para determinar sus relaciones financieras y organizativas con el Fondo, el nº de votos, la suscripción y el acceso a la financiación, y su participación en las asignaciones de DEG.
  • Suscripciones. La cuota de cada país se expresa en DEG y equivale la suscripción de cada país en el Fondo. El 25% de la suscripción se paga e n activos de reserva especificados por el Fondo y el resto en moneda nacional.
  • Nº de votos. Cada país tiene 250 votos básicos más un voto adicional por cada 100.000 DEG de su cuota. El nº de votos determina el peso específico del país en el Fondo para temas operativos y de representación en el Directorio. El nº de votos determina la composición del Directorio Ejecutivo compuesto por 24 miembros. El resto de los puestos se distribuyen entre los países organizados en grupos o sillas. El Directorio Ejecutivo procede a una revisión de las cuotas cada 5 años.
  • Acceso a la financiación. La cuota determina la cantidad máxima de financiación que un país miembro puede obtener del Fondo.
  • Asignación del DEG. Los países miembros reciben una participación en la asignación del DEG en proporción a sus cuotas en la fecha inmediata anterior a la asignación.
  • Determinación de las cuotas. El Convenio Constitutivo del Fondo no tiene prevista la forma de determinar las cuotas de los países miembros. Hasta ahora se han utilizado un conjunto de indicadores económicos. Según el C.C., la Junta de Gobernadores, debe revisar las cuotas periódicamente en intervalos no superiores a 5 años.

Servicios y políticas del Fondo

El Fondo proporciona respaldo financiero a sus países miembros para hacer frente a los problemas macroeconómicos y estructurales con diferente grado de condicionalidad. Objetivo: proporcionar a los países miembros con dificultades, la posibilidad de poner en marcha reformas y políticas de ajuste.
La cantidad y tipos de asistencia financiera que presta el FMI han variado mucho en el tiempo. Con la crisis financiera iniciada en 2007, los recursos del FMI puestos a disposición de los países miembros con importantes problemas económicos y financieros, se han incrementado de nuevo tras el acuerdo logrado en la cumbre de Londres en abril de 2009.

La condicionalidad del FMI

En los programas de ayudas establecidos por el Fondo, los países deficitarios tienen que asumir determinados compromisos para la mejora de la estructura de la producción y la demanda con el fin de mantener una tasa de crecimiento económico. El FMI apoya programas económicos de regulación de la demanda, medidas que refuerzan la economía, imponiéndoles determinadas condiciones a la concesión de la ayuda. Esta es la característica fundamental que diferencia a los préstamos del Fondo de las de otras instituciones financieras.
Para recibir la ayuda del FMI, los países deben asumir compromisos relacionados con medidas de política económica, fiscal o financiera con el objetivo de garantizar que el uso de los recursos del Fondo está destinado a resolver los desequilibrios que tiene el país. Los principales servicios y políticas del Fondo son:
Acuerdos de Derecho de Giro (Stand-by). Principio de la necesidad de la balanza de pagos a corto plazo. Adopción de políticas adecuadas sobre tipo de cambio y tipo de interés. Los países miembros giran contra el Fondo comprando con su propia moneda la de otros países miembros o DEG. Los requerimientos al país solicitante se van endureciendo a medida que se avanza en los tramos superiores. Los Acuerdos Stand-By tienen un escalonamiento de giros más flexible que otras líneas de ayuda.

El Servicio Ampliado (SAF). 1974, proporcionar respaldo a los países con problemas de balanza de pagos, ocasionados por problemas estructurales o macroeconómicos. Las cantidades que se conceden son muy elevadas, se aplican unas sobretasas.
Línea de Crédito Flexible (LCF). Línea de crédito va dirigida a los países que reúne los requisitos preestablecidos y con una trayectoria económica y de aplicación de las políticas muy sólida. Útil para prevenir crisis. El crédito está disponible de inmediato. Flexibilidad. Diferencia respecto a los créditos Stand-By es que los desembolsos no están condicionados a compromisos en materia de políticas.
Política de Mayor Acceso a los Recursos. Objetivo: suministrar financiación suplementaria a los acuerdos de derecho de giro o en virtud del servicio ampliado para los países miembros.
Servicio de Ajuste Estructural (SAE). 1986. El Fondo proporciona asistencia financiera en condiciones concesionarias a los países miembros de menor nivel de renta, para respaldar ajustes macroeconómicos y estructurales a medio plazo y que se vean enfrentados a problemas persistentes de balanza de pagos. Los recursos de este servicio proceden de los reembolsos del Fondo Fiduciario.

La utilización de los recursos del FMI

  1. Los países miembros utilizan los recursos del Fondo siguiendo el siguiente mecanismo: el país miembro utiliza su propia moneda para adquirir del Fondo una cantidad equivalente de las monedas de otros países miembros, o de DEG.
  2. Cuando la moneda de un país miembro es utilizada por otros países, puede suceder que las tenencias del Fondo en dicha moneda desciendan por debajo del nivel de la cuota del país miembro. El país miembro tiene una “posición de reserva en el Fondo”. Este monto es un valor financiero muy líquido. Si las tenencias del Fondo en la moneda del país miembro se sitúan por debajo de un determinado nivel, que es la “norma” de este países, el Fondo le abona una remuneración por el uso de su moneda.
  3. La “norma” no constituye un porcentaje uniforme de la cuota. Para cada país miembro es la suma del 75% de su cuota con anterioridad de la segunda enmienda del Convenio Constitutivo, más las cantidades correspondientes a los incrementos de cuotas ulteriores. Los países miembros con tenencias en DEG superiores a sus asignaciones, perciben un interés neto sobre la cantidad en exceso, y los países miembros con tenencias inferiores a sus asignaciones, pagan cargos calculados a la misma tasa que su uso neto de DEG. El tipo de interés del DEG guarda relación con los tipos de interés del mercado de dinero a corto plazo y se reajusta trimestralmente.
Servicio Reforzado de Ajuste Estructural (SRAE). Para países muy endeudados (1988). Los fondos proceden de aportaciones especiales en forma de préstamos, donaciones y en menor cantidad de los recursos del SAE. Los objetivos, características y condiciones son similares a las del SAE, diferenciándose a cuanto a la mayor proporción de recursos obtenibles que con el SAE y a las medidas estructurales más rigurosas.
Servicio para Shocks Exógenos (SSE). Se considera un shock exógeno o perturbación externa, aquella situación que procede del exterior del país, provoca un impacto negativo sobre la economía o las finanzas y está más allá del control del gobierno. Los países de bajo ingreso son más vulnerables. Para estos países, el FMI ha habilitado este servicio en el marco del instrumento primordial del Fondo para ayudar a los países de bajo ingreso: el Servicio para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (SCLP). En 2008 se flexibilizaron las condiciones de este servicio, ajustándose a las circunstancias concretas del país que lo demanda.
Servicio para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (SCLP). Es el sucesor de la SRAE, fue propuesto por el FMI en 1999. Basado en una estrecha cooperación entre el FMI y el BM y se estableció por el escaso avance que han experimentado los países en desarrollo que reciben apoyo financiero del Fondo y para afrontar la crítica al Fondo por no incluir el problema de la pobreza en sus operaciones. Este servicio como el SSE forma parte de los programas de ayuda para los países e bajo ingreso. El tipo de interés es concesional.
Asistencia De Emergencia. Los países miembros del FMI que han sufrido una catástrofe natural o que están saliendo de un conflicto pueden recibir asistencia del FMI.
Financiamiento de Existencias Reguladoras. Finalidad: ayudar a financiar las contribuciones a existencias reguladoras, que efectúan países miembros que tienen dificultades de balanza de pagos y participan en acuerdos sobre productos básicos, que cumplen con los criterios adecuados, y se atienen a los principios establecidos por las Naciones Unidas. (1969) Complementa al SFCC.
Servicio para la Transformación Sistemática (STS). (1993). Objetivo: proporcionar asistencia financiera a los países miembros que experimentan dificultades de balanza de pagos por perturbaciones graves de sus regímenes tradicionales de comercio y pagos y que tengan su origen en el paso de una situación de dependencia del comercio a precios controlados, a un régimen de comercio multilateral basado en los principios del mercado.
Líneas de Crédito Contingente (LCC). (1999). Se propusieron para prevenir el contagio de una crisis financiera internacional y permitir a los países miembros activar fuertes políticas económicas y poder obtener las financiación del FMI a corto plazo. Caducó en 2003, y a esa fecha aún no se había utilizado por ningún país miembro.

La crisis financiera internacional y la asistencia del FMI

Para afrontar la gravedad de la crisis financiera internacional iniciada en 2007, el FMI ha reestructurado sus mecanismos de crédito con el objeto de modernizar la condicionalidad y simplificar los servicios.
El seguimiento de las reformas estructurales de hará en el marco de los exámenes de los programas. En segundo lugar, y para proporcionar financiación a gran escala y de acceso inmediato a los países miembros con un funcionamiento sólido de su economía y de sus políticas, se establecerá una nueva línea de crédito Flexible, los plazos de reembolso serán de 3 ¼ a 5 años y tendrá un acceso sin límite fijo. En tercer lugar, una flexibilidad en la concesión de préstamos también se otorgará a los Acuerdos Stand-By para países que no reúnan los requisitos necesarios para acceder a una Línea de Crédito Flexible y necesiten un mecanismo similar al LCF. En cuarto lugar, los límites de acceso a la financiación del Fondo se duplican quedando los nuevos límites anual y acumulativo. En quinto lugar, se han modificado las estructuras de costes y vencimientos, para proporcionar incentivos adecuados a la utilización de recursos del Fondo. En sexto lugar, algunos de los servicios que se han utilizado con poca frecuencia se eliminan. Finalmente, los servicios financieros dirigidos a los países de bajos ingresos también se rediseñan, para proporcionar una financiación de emergencia a corto plazo y en condiciones concesionales a estos países.

La asistencia técnica

El Fondo proporciona asistencia técnica en los ámbitos de su competencia, para reducir deficiencias y vulnerabilidades y contribuir a establecer una economía internacional más estable. Los ámbitos están relacionados con la política macroeconómica, la política fiscal, política monetaria, regímenes cambiarios, estadísticas macroeconómicas y financieras y sostenibilidad del sector financiero. El 90% de la asistencia técnica que proporciona el FMI va dirigida a países de bajo y medio ingreso y a países que acaban de salir de un conflicto. Los países que reciben la asistencia técnica participan en todo el proceso.
La asistencia del FMI se presta en general e través de misiones de personal técnico de la institución o expertos y asesores enviados por el Fondo, por un periodo de tiempo limitado.
La asistencia técnica se financia con fuentes internas y externas. Las internas, a través del presupuesto operativo del FMI y representa aprox., una quinta parte del presupuesto. Entre las fuentes externas se incluyen fondos fiduciarios para fines específicos proporcionados por donantes bilaterales y multilaterales.

Las funciones del Fondo Monetario Internacional

Hasta 1973, la filosofía y la práctica del Fondo fue la de promover la estabilidad de los cambios, pero, al iniciarse la flotación generalizada de las monedas, se hizo necesario el replanteamiento de las funciones del Fondo Monetario Internacional. Después de l Segunda Enmienda del Convenio Constitutivo en 1976 se puede decir que la política del Fondo responde a dos funciones primordiales:
  1. Vigilancia del sistema de tipos de cambio.
  2. Financiación vinculada al ajuste de los desequilibrios de pagos internacionales.
Desde los 80 y sobre todo desde los 90, el FMI ha pasado de ser un organismo financiero de apoyo a corto plazo para el ajuste de las Balanzas de Pagos, a convertirse en un prestamista condicional a largo plazo con los programas de ajuste estructural, y en un asesor para los países en desarrollo y para los países del Este y Centro de Europa.

Principales grupos y comités de expertos internacionales

Grupo de los Diez

Se estableció en 1962 simultáneamente a la creación de los Acuerdos Generales de Préstamo (AGP). Por este acuerdo 8 países miembros del FMI, más los Banco Centrales de otros 2 países. Ponen a disposición del FMI una cantidad de recursos financieros para ayudar a países miembros y no miembros con problemas.

Grupo de los Cinco (G-5)

Se estableció en la Cumbre de Versalles en 1982. Compuesto por los ministros de Hacienda y Gobernadores de los Bancos Centrales de los 5 países del FMI cuyas monedas participan en la composición de la cesta del DEG. Objetivo: coordinar su actuación en Pro de la estabilidad monetaria a nivel internacional. Un resultado destacado de su actuación fue el Acuerdo de Plaza de Sep de 1985.

Grupo de los Siete (G-7)

1975. Está formado por el G-5, más Italia y Canadá, en 1986. Objetivos: estabilidad cambiaria y la coordinación de las políticas económicas. A nivel de los ministros de Hacienda y gobernadores de Bancos Centrales el G-7 sustituyó al G-5 como principal grupo coordinador de las políticas económicas durante 1986-87, a partir del Acuerdo del Louvre. Los países del G-7 se comprometieron a establecer un seguimiento multilateral de la economía mundial, con el objetivo de prevenir las desviaciones que pudiesen afectar a los objetivos macroeconómicos conjuntos establecidos.

Grupo de los Ocho (G-8)

Está formada por el G-7 más Rusia.

Grupo de los Diez (G-10)

Formado por el grupo de países que han acordado participar en el Acuerdo General de Préstamos (AGP). Acuerdo orientado a la obtención de préstamos suplementarios en el caso de que se considere que los recursos del Fondo son insuficientes para afrontar las necesidades financieras de sus países miembros. En 1964 se incorporó Suiza, pero se mantuvo la denominación de G-10. Participan como observadores internacionales: BIP, Comisión Europea, FMI y OCDE.

Grupo de los Quince (G-15)

1989 en Belgrado, creado en la reunión de países no alineados, está formado por países de América Latina, África y Asia. Objetivo: estimular el crecimiento y el progreso económico y cooperar en materia de inversiones, comercio y tecnología. Formado por 17 países, pero mantienen la denominación de 15.

Grupo de los Veinte (G-20)

En la reunión del G-7 realizada en 1999, se consideró su creación, pero fue en la reunión de ministros de Hacienda del G-7 cuando se creó formalmente el G-20. Se creó como un nuevo foro de cooperación y consulta en temas relacionados con el sistema financiero internacional. Promueve las deliberaciones entre los principales países industrializados y emergentes en temas relacionados con la estabilidad financiera internacional. Pertenecen al G-20 los principales países industrializados y países emergentes, más los ministros de Hacienda y gobernadores de Bancos Centrales del G-7, EL Banco Central Europeo, el Director Gerente del FMI, el Presidente del CMFI, el Presidente del BM y el Presidente del Comité para el Desarrollo.

Grupo de los 24 (G-24)

El Grupo Intergubernamental del los Veinticuatro sobre Asuntos Monetarios Internacionales se creó en 1971, con ocasión de la reunión del G-7 en Lima. Objetivo: representar los intereses de los países en vías de desarrollo en las cuestiones monetarias internacionales.

Grupo de los 30 (G-30)

1978. Es un órgano internacional privado, sin ánimo de lucro. Formado por personalidades del sector público y privado y del ámbito académico. Objetivo: analizar las opciones de política en temas relevantes y las cuestiones económicas y financieras internacionales. Se reúnen 2 veces al año, y está financiado por bancos, fundaciones y entidades privadas y particulares.

Grupo de los 77 (G-77)

Creado por la Declaración conjunta de los 77 países, en 1964. Objetivo: promover los intereses económicos de sus países miembros y fortalecer su capacidad negociadora. Sus miembros son 131 países, pero mantienen la denominación original.

Comité para el Desarrollo

Se creó en 1974. Está encargado de asesorar a la Junta de Gobernadores del Banco y del Fondo en las cuestiones relacionadas con la transferencia de recursos reales a los países en desarrollo. Formado por 24 ministros de Hacienda o de desarrollo de los países miembros, turnándose cada 2 años. Asesoran a la Junta de Gobernadores del FMI y del BM sobre aspectos importantes del desarrollo y recursos financiero necesarios para promover el desarrollo en los países menos desarrollados. También trata otros aspectos relacionados con el comercio y el medio ambiente.

Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI)

Creado en 1999 para reemplazar al Comité Provisional (1974). Formado por 24 miembros que son Gobernadores del Fondo y ministros o de rango similar. Su función es asesorar e informar a la Junta de Gobernadores sobre temas relacionados con las funciones que tiene la Junta en materias de supervisión y adaptación del sistema monetario y financiero internacional, proceso de ajuste, liquidez mundial y transferencia de recursos a los países en desarrollo, perturbaciones que amenacen el sistema y en general propuestas de enmienda del Convenio Constitutivo. El BM y otras instituciones internacionales participan en el CMFI como observadores.

Consejo de Estabilidad Financiera (CEF)

1998. Los ministros de finanzas y gobernadores de Bancos Centrales del G-7 encargaron al Presidente del Deutsche Bundesbank, el establecimiento de una nueva estructura que impulsase la cooperación entre varios cuerpos supervisores nacionales e internacionales e instituciones financieras para promover la estabilidad del sistema financiero internacional. El resultado fue que se crease un Fondo de Estabilidad Financiera, 1999.
La crisis financiera internacional iniciada en 2007, ha impulsado algunos cambios importantes en la arquitectura institucional internacional. En la cumbre de Londres, en 2009, se materializó la transformación por varias vías:
  1. El poder de decisión internacional o gobernanza global se modificó, del G-7 ámbito exclusivo de los países desarrollados, al G-20 donde participan las economías de los países emergentes. 
  2. Los organismos económicos y financieros internacionales, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial más el Foro de Estabilidad Financiera, se constituyen en los cuatro pilares de la nueva arquitectura financiera internacional. Los países emergentes van a desempeñar un papel destacado en función del tamaño de sus economías y del desarrollo de sus sistemas financieros.

Compartir